En este momento estás viendo El MEJOR resumen de Mode One: Hardcore (2) por Alan Roger Currie

El MEJOR resumen de Mode One: Hardcore (2) por Alan Roger Currie

Hola soy Germán Mühlenberg y en este video vamos a ver el resumen de Mode One: Harcore por Alan Roger Currie. Este es el segundo resumen que hago de este autor y es una pequeña guía con algunos de los principios del libro anterior (Mode One: Deja Que Ellas Sepan REALMENTE Lo Que Estás Pensando). Sin embargo, algunas ideas y principios de este libro tienen que ver específicamente con relaciones casual.

https://youtu.be/eCF1i-D0JMk

Capítulo 1: Las mujeres aman intercambiar orgasmos casi tanto, si no más, que los hombres

Básicamente Currie afirma en este capítulo que las mujeres adoran el sexo tanto como los hombres y si pensamos lo contrario es por la cultura, las películas o como fuimos educados por nuestros padres. Eso hace a las mujeres sean mucho más reservadas. Sin embargo, así como adoran comer una comida que les gusta varias veces, quieren tener relaciones regularmente cuando les gusta.

Yo acá no sé si estoy del todo de acuerdo porque parece una opinión personal de Currie y no da ningún estudio al respecto. Coincido de qué la cultura tiene una influencia muy grande en la forma en que actuamos, sin embargo, NO SÉ si a nivel biológico los hombres somos más propensos a buscar relaciones. Eso no quita que la mujer le guste tanto como al hombre. De todas formas, sea como sea, creo que el punto del autor es que no sintamos que le estamos sacando algo a la mujer por acercarnos a ella sino que es algo que ella también desea. De que es un beneficio mutuo y tratemos las relaciones por igual. Entiendo que ese es el mensaje.

Capítulo 2: El poder del contacto visual directo y la calidad y el tono de tu voz.

Ninguna forma de comunicación no verbal es más importante que un contacto visual directo y seguro, dice Currie. Cada vez que abordemos a una mujer, siempre debemos mirarla FIJO A LOS OJOS de la manera más segura posible. Con esto estás comunicando un montón de mensajes sutiles y subconscientes.

Cuando abordemos y miramos al suelo, o frecuentemente miramos un poquito a la derecha o izquierda de su cara, o un poquito debajo de su nariz o arriba de sus cejas, estaremos dando pequeñas señales de cobardía, miedo, inseguridades y baja autoestima. MIREMOS A ESA MUJER A LOS OJOS.

La calidad y el tono de nuestra voz son importantes también. Las voces muy agudas, o las que tienen un montón de pausas y vacilaciones simplemente no funcionan. Nuestra voz debería tener cierta modulación o calibración sobre eso.

Estos dos puntos son válidos para mí. Sin embargo, personalmente, muchas veces, fallo en lo que es la modulación pero tampoco me importa mucho, y si a una chica no le gustaba mi voz es un problema de ella. Digo esto porque genera una paradoja, las cuales también menciono en mi libro Seducción Simplificada. Hay cosas que mejoran nuestras interacciones con las mujeres, de eso creo que no hay duda, pero si estamos más preocupados por lograr algo, por ejemplo hablar con claridad, aunque lo hagamos bien, no va a servir de mucho. Tiene más valor si no nos importa su validación aunque no hablemos correctamente. Hablar claro prácticamente proyecta seguridad, pero si estamos muy preocupados por eso, es lo que vamos a subcominicar. Al menos esta, es mi opinión.

Capítulo 3: ¡No te concentres en los resultados! Es EL ABORDAJE lo que importa.

Currie dice: “Honestamente, no soy un gran fanático de la mayoría de los libros e ebooks que son vendidos que se remiten a la “comunidad de seducción”. El 80 o 90% de esos libros son una porquería y están llenos de tonterías sin fundamento.” Esto hace referencia a los libros que hacen promesas tales como que podemos conquistar a cualquier mujer que queramos.

Es entonces que el autor da 3 reglas:

  1. Nunca vamos a atraer a toda mujer que conozcamos.
  2. Nunca vamos a evitar totalmente el rechazo.  
  3. Nunca vamos a evitar completamente que cualquier mujer reaccione de forma negativa sobre algo que digamos o hagamos.

Cualquier libro que leas que diga lo contrario, está tratando de venderse ante vos.

Capítulo 4: Hacer “Citas” con las mujeres es inefectivo y ANTICUADO.

Cuando conocés a una mujer por primera vez, nunca deberías gastar dinero en ella solo por el hecho de “conocerla”, o de ver si ella está interesada en tener relaciones con nosotros.

Mi actitud es, dice el autor, “abordás una mujer… la mirás directamente a los ojos… y con mucha confianza y directamente le hacés saber que vos querés intercambiar orgasmos con ella en algún momento en un futuro cercano. Luego, por propósitos prácticos, DEJALA SOLA. Eso es. Solo DEJALA SOLA.

Una vez que le hiciste saber a una mujer que queres estar con ella, realmente no hay ninguna necesidad de decir otra cosa hasta que ella te diga “Ok ¿en tu casa o en la mía?” o algo parecido. De todas formas, nunca seas muy agresivo y/o demasiado persistente para tener sexo con ella.

Capítulo 5: Las críticas duras y los insultos sin sustento de las mujeres no son más que pruebas.

Cuando una mujer nos critica duramente, no significa necesariamente que no esté interesada en nosotros. Usualmente, significa que está frustrada porque no le estamos mostrando un comportamiento “predecible”, “convencional” o “socialmente apropiado”.

A las mujeres les gusta “probar” a los hombres para ver de qué están hechos. Si nos critican… especialmente de manera dura… y nosotros nos disculpamos rápidamente, le estamos haciendo saber a esa mujer que realmente no tenemos confianza. Estaríamos “fingiendo” tener confianza. A ellas les gustan los hombres que tienen coraje.

Las mujeres que son altamente manipulativas ODIAN el comportamiento sexualmente atrevido. O sea, lo odian. ¿Por qué? Porque las mujeres no pueden manipularte o confundirte cuando sos totalmente específico, directo y claro respecto a sus intenciones sexuales.

Acá nuevamente voy a dar mi opinión, y primero me parece un error pensar que si una mujer no le gusta lo que decimos entonces es manipuladora. Concuerdo que siendo honestos es más difícil que terminemos con alguien que tenga otro interés que no sea romántico con nosotros. Sin embargo, y lo digo porque en este libro es mucho más explícito de cómo se acerca a las mujeres que en su libro anterior, a una mujer simplemente puede no gustarle que nos acerquemos de forma tan directa. En lo personal, decir directamente que queres tener relaciones, no me parece la mejor manera, pero tampoco tengo esa experiencia en particular para confirmarlo. En ciertos contextos creo que está perfecto. Y conocí muchos hombres que eran muy sexuales y les iba muy bien. Pero también, hombres que se mostraban apáticos, al estilo James Bond, y eran muy buenos. Entonces creo que tiene que ver con la actitud que se amolda a nuestra personalidad. Por otra parte, también va a depender de la cultura en la que vivamos. Países como Cuba, que no estuve, pero tengo entendido que son altamente sexuales y se dan dinámicas distintas. Lo mismo en fiestas electrónicas donde la mayoría están drogados.

Capítulo 6: Deja de tratar de “impresionar” a las mujeres y simplemente concéntrate en acostarte con ella.

Las mujeres no están atraídas a los «chicos buenos». Solo necesitamos ser nosotros mismos, dice el autor. Aún si esto significa ser percibido por algunas mujeres como «superficial».

¿Querés sexo de una noche? Decíselo. Ella va a aceptar o va a rechazarte. Y qué. ¿Una relación de «amigos con derechos»? Decíselo. Ella va a aceptar o va a rechazarte. Y qué. ¿Un trío con ella y una de sus amigas? Decíselo. Ella va a aceptar o va a rechazarte. Y qué.

El autor continua diciendo, “A mí nunca me pegaron un cachetazo por ser muy atrevido.” Incluso fuera de clubs o bares. Currie dice, “los clubs no son buenos lugares para abordar mujeres. La mayoría de ellas van para mostrar sus figuras producidas, su ropa nueva, y generalmente están llenas de atención de hombres que las halagan. Las únicas veces que voy a clubs son para divertirme con mis amigos. El autor recomienda abordar en lugares públicos como librerías, bibliotecas y almacenes.

Capítulo 7: Compañía sexual: DESEALA, pero no la NECESITES.

Acá están las diez claves de Roger Alan Currie para tener sexo casual con mujeres:

  1. Hace algún tipo de ejercicio todos los días, o cuando puedas. Tenés que verte siempre razonablemente sano y atlético.
  2. Cuando abordas a una mujer, mírala DIRECTAMENTE A LOS OJOS. No mires para otro lado.
  3. Háblale «sucio» de la misma manera como cuando tenes relaciones. Tranquilo, seguro, suave y seductor.
  4. Expresa tu deseo de tener sexo con ella de manera segura, honesta y directa… y no pidas disculpas por eso.
  5. No tengas miedo de ser ni de hablar de manera sexualmente provocativa. Si ella responde muy negativamente, en realidad, no necesitas si o si estar con esa mujer de todos modos.
  6. Deja los cumplidos y los piropos al mínimo. De la misma manera, deja las conversaciones triviales al mínimo. No hay nada que disminuya tanto la atracción de una mujer hacia vos que muchos piropos, cumplidos y demasiado small talk innecesario.
  7. Siempre estate preparado para responder las críticas y reacciones negativas de una mujer. Pensá en todo lo que ellas podrían llegar a decir en respuesta a algo directo o atrevido que vos hayas dicho. Luego, usa esas respuestas y encontrales las respuestas adecuadas, anótalas y acodártelas para cuando las tengas que usar en el momento indicado.
  8. Nunca jamás te tires atrás y/o pidas disculpas por algo que le hayas dicho a una mujer que sea atrevido o sexual. ESTO ES CRUCIAL.
  9. Trata de evitar hablarle a una mujer cuando tiene una o dos amigas alrededor tanto como puedas. Solo háblale a las mujeres uno a uno, o por lo menos, con una sola amiga alrededor. Evita abordar mujeres en clubs y bares o restaurantes tanto como puedas.
  10. La regla más importante de todas: Nunca actúes necesitado. Cuando actúas necesitado, las mujeres raramente van a tener relaciones. Ofrecerle una cita de ir a cenar con una mujer es necesitado. Halagar excesivamente a una mujer es «necesitado». Llamar a una mujer repetidas veces cuando ella ni siquiera te devolvió el primer llamado es «necesitado». Permitirle a una mujer que te trate de manera irrespetuosa es «necesitado».

Últimos comentarios

Perdé las inhibiciones hacia el sexo casual. El sexo es sexo. Los orgasmos son orgasmos. ¿Querés intercambiar orgasmos con una mujer? Decile. Camina hacia ella… mírala directamente a los ojos… mantené una voz calma, suave y segura… y déjale en claro a tu manera que queres estar con ella. Si está interesada, bárbaro. Si el sexo casual no es lo suyo, es su decisión. Si ella no está atraída por vos… tenés que respetar eso.

Conclusión

Dije varias cosas en el resumen ya, sin embargo, me cuesta tener una postura fija sobre el autor en particular. Tiene cosas que me parecen rescatables, sin embargo, otras considero que no tanto. Hay consejos que me parecen un poco peligrosos porque hay una delgada línea entre llevarlo delante de la forma correcta o no.

Por otra parte, yo animo a ser directo y honesto pero no recomendaría al modo que sugiere Currie, iniciando una conversación queriéndote acostar con ella. En lo personal, me parece un poco desubicado, depende del contexto, pero más allá de mi apreciación, no sé si tengo un argumento para desaconsejarlo. Yo iría más por el lado de Mark Manson como sugiere en Models. Demostrar que te gusta sin necesariamente decir que queres acostarte con ella.

Por otra parte, y acá poniéndome un poco más filosófico, hablando específicamente del capítulo 6: “concéntrate en acostarte con ella”. Voy a repetir lo mismo de mi video “cómo ser un hombre” la “fórmula de la humanidad” del filósofo alemán Kant. Esta fórmula afirma tratar a la humanidad como un fin en sí misma: «Obra de tal modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca solamente como un medio». Entonces buscar mujeres como un medio para poder acostarnos con ellas como un fin, es un comportamiento incorrecto. Sé que estoy explicando la formula muy brevemente pero espero que se haya entendido. De todas formas, así como no estoy de acuerdo con este capítulo, hay varios de sus consejos que no los consideraría particularmente buenos.

Eso es todo y espero que les haya gustado. Nos vemos en el próximo resumen.

Gracias por quedarse hasta el final.

VER MÁS LIBROS DE MODE ONE ACÁ

PODES ENCONTRAR MÁS LIBROS DE SEDUCCIÓN ACÁ

Libros German Muhlenberg

Deja una respuesta