El secreto que las mujeres no quieren que sepas

Muchos de los hombres que les va mal en las citas, tienen creencias distorsionadas sobre las mujeres. Estas son el resultado de las narrativas culturales impregnadas en nuestras sociedades. Ya sea la literatura, música, cine, publicidad, pornografía, etc. Todo esto crea una imagen de la mujer como objeto de misterio y deseo. Esto hace que los hombres pongan a las mujeres como un premio, haciéndoles creer que transformará su vida cuando las consigan.

https://youtu.be/S-DWASeW24o

Entonces ¿Cuál es el secreto que las mujeres temen que descubras sobre ellas?

Las mujeres no son más que seres humanos imperfectos. No lo digo de forma despectiva porque todos somos seres humanos imperfectos.

Cuando bajamos a las mujeres del pedestal, es cuando podemos tener relaciones sanas y equilibradas con ellas. Este proceso nos permite soltar la rabia, el resentimiento, la ansiedad y los sentimientos de impotencia. Nos permite conocer a las mujeres y descubrir si nos gustan por lo que son y no solo por su belleza.

Una mujer sana no quiere estar en un pedestal y no quiere que los hombres se sientan intimidados por ella. La mayoría de las mujeres quieren ser vistas y juzgadas por lo que son: seres humanos perfectamente imperfectos… como cualquiera de nosotros.

Buen este es un capítulo del libro “Lo esencial para las citas” de Robert Glover, mismo autor de “Basta ya de ser un chico lindo”. Y habla también de los 5 mitos que los hombres tienen con las mujeres.

Mito nº 1: Las mujeres son inherentemente superiores a los hombres

Los “Bad Daters” creen que deben ocultar todos sus defectos, porque asumen que la mayoría de las mujeres son tan seguras y evolucionadas que nunca se interesarían por alguien tan imperfecto como ellos.

Sin embargo, irónicamente en la cultura occidental es más seguro suponer que la mujer media tiene una opinión bastante baja de sí misma y mucha carga emocional. Por ejemplo, los estándares de belleza que se espera que alcancen las mujeres. Incluso la mujer más bella puede mirar a su alrededor y encontrar veinte mujeres más atractivas que ella. Estos estándares de belleza poco realistas, fomentados por la industria de la moda, son una de las principales razones de la baja autoestima de las mujeres, provocando trastornos alimentarios y distorsiones corporales.

Además estadísticamente, según dice Glover, una de cada tres mujeres en Estados Unidos sufrirá abusos sexuales antes de cumplir los 18 años. Los abusos sexuales crean todo tipo de trastornos emocionales afectando el estado de ánimo, su autoestima y la capacidad para relacionarse con los hombres de forma saludable.

Con esta información se pretende ver a las mujeres como lo que son, seres humanos defectuosos que no son ni más inteligentes, ni mejor adaptadas que cualquiera de nosotros.

Mito nº 2: Las mujeres son complicadas

Este es uno de los mitos más extendidos sobre las mujeres: que son complicadas y difíciles de entender.

Los hombres suelen preguntarse desconcertados:

– «¿Por qué ha hecho eso?»

– «¿Cómo es que ayer le parecía bien y hoy ha estallado por lo mismo?».

– ¿Por qué siempre cambia de opinión?

– «¿Por qué dice que quiere una cosa (un «buen chico») y luego hace lo contrario (salir con un «imbécil»)?».

Una de las razones por las que las mujeres a veces parecen complicadas para los hombres es porque el cerebro masculino y femenino son fundamentalmente diferentes. En general, las mujeres tienen mucho más acceso al hemisferio derecho del cerebro que los hombres. El lado derecho es el lado emocional. Por lo tanto, el pensamiento y la lógica de las mujeres tienden a estar más influidos por los sentimientos que los de los hombres. Como los sentimientos cambian con facilidad, también puede hacerlo la lógica de una mujer. Esto no hace que las mujeres sean complicadas, sólo significa que su lógica puede ser un poco más fluida que la de un hombre.

Las hormonas femeninas también influyen mucho en la aparente imprevisibilidad de algunas mujeres. Debido al ciclo mensual de hormonas, el cerebro femenino medio puede cambiar físicamente hasta un 25% en un periodo de 30 días.

Otra razón por la que algunas mujeres parecen complicadas es que los chicos buenos y los que tienen malas citas tienden a sentirse atraídos por mujeres emocionalmente inestables. Esto puede incluir mujeres deprimidas, bipolares, que sufrieron abuso sexual y mujeres con trastorno de la personalidad.

Estos tipos de trastornos del estado de ánimo pueden hacer que algunas mujeres parezcan complicadas. Sin embargo, Glover resume esto diciendo: “Por naturaleza, las mujeres tienden a ser criaturas que buscan seguridad. Una vez que comprendí esto, las mujeres se volvieron bastante simples y predecibles para mí. Sigue diciendo: Llevo más de 30 años escuchando a mujeres como consejero matrimonial. Una y otra vez, las mujeres me dicen que su mayor queja sobre su hombre es que no pueden confiar en él.”

Entonces, desde la perspectiva de Glover, la confianza lo es todo para una mujer. Si una mujer actúa de un modo que no comprendemos, es probable que su sensación de seguridad se haya visto amenazada.

Así que, en lugar de tratar de entender a una mujer, tomémosla tal y como es. Tomemos la iniciativa y dejemos que ella nos siga. Cuando intentamos comprender a una mujer y tratar de complacerla, en realidad estamos haciendo lo contrario de lo que la hará sentirse segura.

La seguridad de una mujer vendrá de que tengamos un plan y seamos consistente y confiable. No de que tengamos mucho dinero y podamos mantenerla. Cuando ella empiece a ponerse un poco rara, demos un paso atrás y pregúntemonos: «¿Cómo puedo establecer un tono más positivo?».

No nos subamos a su montaña rusa emocional: ella no nos quiere ahí. Quiere saber que uno de los dos sigue con los pies en el suelo. Seguir su impulso emocional sólo empeora las cosas.

Mito nº 3: A las mujeres se les dan bien las relaciones por naturaleza

Es importante derribar este mito sobre las mujeres, porque en general, las mujeres no quieren estar a cargo de la relación. Cuando un hombre deja que la mujer marque el tono, está haciendo exactamente lo contrario de lo que la hará sentir a una mujer segura.

Tomemos la iniciativa. Seamos sinceros y transparente. Comuniquémonos y afrontemos los problemas sin rodeos.

Mito nº 4: Las mujeres esperan la perfección de los hombres

Los hombres que tienen malas citas asumen que las mujeres esperan la perfección cuando se trata de hombres. Con frecuencia, muchos hombres, afirman que la razón por la que no tienen novia es que las mujeres sólo quieren hombres altos, guapos, ricos y con poder. Esta es una creencia auto-limitante que hace que una buena mujer parezca inalcanzable para el hombre medio. Ya habla de las creencias auto-limitantes en otro post anterior de este libro.

Las mujeres son conscientes de que tampoco son perfectas y en consecuencia, no buscará un hombre que la haga sentir muy por debajo. Simplemente quieren un hombre con el que se divierta, que marque la pauta y en el que puedan confiar.

Mito #5: De Amigos a Amantes

Muchos hombres al sentirse insuficientes tal como son, a menudo intentan convertirse en «amigos» de una mujer. Estos hombres tienden a desarrollar amistades con mujeres esperando que se vuelvan románticas con el tiempo. Esta es una mala estrategia de citas y un terrible juego previo. La esperanza de que una amistad se convierta en una relación sexual casi nunca funciona. Una vez que una mujer ve a un hombre como «sólo un amigo», esto raramente cambia.

Una de las razones por las que convertirse en amigos rara vez funciona es que el hombre ha reprimido toda su energía sexual hacia la mujer porque piensa que la asustará o arruinará su amistad.

Las mujeres no follan con un hombre al que han llegado a conocer. Llegan a conocer a un hombre con el que quieren follar.

Conclusión: El glaseado, no el pastel

Las mujeres son el «glaseado», no el «pastel». Si buscamos que una mujer sea el «pastel» de nuestra vida -que nos dé sentido, propósito y felicidad- siempre nos sentiremos frustrados y resentidos. Si asumimos la responsabilidad de crear una vida interesante y plena; abrazando nuestra pasión, apoyándonos en los retos y teniendo buenas relaciones con otros hombres, entonces una buena mujer será la cereza que concluya todo.

Cuanto más poder le demos a una mujer para hacerla feliz, más poder le daremos para hacernos desgraciados.

Si queremos ser capaz de acercarnos a cualquier mujer, debemos derribar los mitos que hayamos llegado a creer que son ciertos.

Habla con hombres, gente mayor, gente joven, profesionales, personal de servicio, niños, gente delgada, gente gorda. No podemos esperar a ver a una mujer que nos resulte atractiva y entonces creer que vamos a decirle y hacer todo lo correcto. Ya tiene que ser un hábito.

Eso es todo y espero que les haya gustado.

Como me gusto este libro me pareció mejor dar los temas de manera más profunda.

Gracias por mirar y quedarse hasta el final.

Nos vemos en el próximo video.

VER MÁS POST DE ROBERT GLOVER

PODES ENCONTRAR MÁS LIBROS DE SEDUCCIÓN ACÁ

Libros German Muhlenberg

Deja una respuesta