Resumen de Sex at Dawn (Sexo al Amanecer) en Español

Resumen de Sex at Dawn (Sexo al Amanecer) en Español

“Sexo al amanecer” (Sex at Dawn Español) escrito por Christopher Ryan y Cacilda Jethá y publicado en el año 2010. El libro causo mucha polémica por centrarse en la evolución de la monogamia en los humanos, argumentando que es algo moderno, después de la venida de la agricultura. Por lo tanto, históricamente en el periodo de cazadores-recolectores, habría sido común que las personas tuvieran múltiples parejas sexuales.

Voy a empezar con la idea de:

La narrativa estándar de la evolución sexual Humana

En la mayoría de los libros de seducción, incluso en la primera versión del mío “Seducción Simplificada” que luego corregí o el Mystery Método, afirman que las relaciones sexuales entre hombres y mujeres están establecidas con el valor de apareamiento basado en las capacidades reproductivas.

Esto significa que los hombres buscan:

  • Juventud y fertilidad
  • Ausencia de experiencia sexual previa
  • Baja probabilidad de infidelidad

Y  las mujeres:

  • Signos de riqueza y Estatus Social
  • Perspectivas de riqueza futura
  • Salud física
  • Una alta probabilidad de que su pareja se quede para proteger y mantener a los niños

Siempre que ambas partes cumplen los criterios anteriores, entonces se emparejaban y establecían un vínculo monógamo. Esta es lanarrativa estándar de la evolución sexual humana.

Argumento de los autores

Los autores creen que gran parte de la psicología evolutiva se ha llevado a cabo con un sesgo respecto a la sexualidad humana. Sostienen que el público y muchos investigadores son culpables de lo que los autores llaman “Flintstonización” de una sociedad de cazadores-recolectores (la traducción del nombre es algo así como la Picapiedrización proveniente de los dibujitos animados los Picapiedras). Es decir, de proyectar supuestos y creencias modernas sobre sociedades anteriores. De que por ejemplo, que los Picapiedras andaban en autos que funcionaban con los pies en vez de los autos modernos a motor. Prácticamente es justificar que antes había relaciones monógamas porque ahora las hay. Es así que los autores creen que existe una falsa suposición de que nuestra especie es principalmente monógama y ofrecen pruebas de lo contrario.

Ellos argumentan que la monogamia recién aparece a partir de la agricultura hace aproximadamente 10000 años atrás. Antes de eso, los seres humanos vivían en grupos autónomos de cazadores-recolectores formados por pequeñas comunidades de entre 15 a 30 personas y que prácticamente compartían todo. Esto incluye, las relaciones sexuales.

Los argumentos de los autores se basan principalmente en la observación de:

Primates

Observaron a los primates y a los bonobos, en particular a los chimpancés, que están más relacionados con los humanos que el elefante indio con el elefante africano. Extremadamente cerca.

Antropología

Observaron, en particular, en las sociedades de cazadores-recolectores de la modernidad que viven de una manera que reproduce la forma en que nuestros antepasados vivían antes de la agricultura.

Investigación psicosexual

Miramos la investigación psicosexual contemporánea. Cosas como qué tipo de problemas sexuales presentan a menudo las parejas en la consulta de los terapeutas. Qué tipo de obsesiones sexuales tiene la gente. Qué tipo de pornografía excita a la gente o no.

Así que teniendo en cuenta estas perspectivas diferentes, vemos una especie que ha evolucionado para ser extremadamente sexual. Donde el comportamiento sexual ha sido adaptado en el curso de nuestra historia para funciones sociales. Ya no se trata principalmente de la reproducción sino que consiste también en establecer y mantener lazos sociales basadas en la confianza y la intimidad.

La mayoría de los mamíferos sólo tienen sexo cuando las hembras ovulan, ya que además, es arriesgado y podrían ser atacados en el acto. Pero en el caso de los humanos, tenemos sexo cuando la mujer no está ovulando o cuando ya está embarazada.

Se da como ejemplo a los gorilas, que son el siguiente pariente primate más cercano después de los chimpancés y los bonobos.  Los gorilas tienen sexo aproximadamente de 12 a 15 veces en su vida, lo cual es la media para la mayoría de los mamíferos. Sin embargo, para los seres humanos es alrededor de 800-1000 veces.

Las únicas excepciones que tienen sexo tan frecuentemente son los chimpancés, los bonobos, los humanos y los delfines. Todos ellos son animales muy sociales y muy inteligentes, y sus relaciones sociales son crucial para su supervivencia. Entre los primates hay más de 300 especies. Ninguna es sexualmente monógama, a no ser que se crea que los humanos son la única excepción a eso.

Los autores afirman que no tiene sentido asumir que los humanos evolucionaron en unidades familiares nucleares. No es así como los cazadores-recolectores viven hoy. De hecho, lo que encontramos en las sociedades de cazadores-recolectores es que los recursos se comparten ampliamente. Los niños son criados comunitariamente y la comida también.

Así que en “Sexo al amanecer” afirman que el placer sexual formaba parte de un tejido social más amplio, en donde, casi todo se compartía. Esta es la forma en que nuestra especie se ha manejado sexualmente durante la gran mayoría de su vida (hace 200.000 años). Las relaciones monógamas de hoy en día son relativamente recientes en las organizaciones sociales humanas.

Conclusión:

Todo esto lleva a la pregunta: ¿qué significa esto para el matrimonio o las relaciones monógamas? Bien, no es que los autores sugieran relaciones polígamas o un cambio en nuestra forma de comportamiento.

Lo que nos dice es que es normal tener deseos por otras personas cuando estamos en una relación. No hay forma de evitarlo para la mayoría de los seres humanos. Y no deberíamos castigarnos por eso. No deberíamos tomar los deseos como una acusación a nuestra relación. El hecho de que nosotros o nuestra pareja nos sintamos atraídos por otras personas no significa que haya algo malo. Todo lo que significa es que somos seres humanos, y que aceptemos que esa es la base, ese es el tipo de animal que somos. Ahora lo que elijamos hacer con esa información depende completamente de cada uno.

Christopher Ryan compara la monogamia con el vegetarianismo. Nuevamente, si miramos a los primates que son similares a nosotros genéticamente, también son omnívoros, sus dientes, la química de su saliva, su sistema digestivo son como los nuestros. Así que miramos toda esa información y decimos bueno, nosotros también evolucionamos para ser omnívoros. Eso no significa que no se pueda ser vegetariano. Podría ser una forma superior de comer, podría ser bueno para nuestra salud o incluso éticamente superior. Eso depende completamente de cada persona. Sin embargo, por el hecho que decidamos ser vegetarianos, no significa que de repente el jamón cocido deje de oler bien. Todavía vamos a sentirnos tentados, por el animal que somos.

El punto es, que si aceptamos cual es nuestra naturaleza, tendremos más éxito en controlar nuestro comportamiento y tener el tipo de relaciones que queremos a futuro.

Espero que les haya gustado este resumen y hasta la próxima.

Deja una respuesta