En este momento estás viendo Resumen de El Camino del Hombre Superior por David Deida

Resumen de El Camino del Hombre Superior por David Deida

El Camino del Hombre Superior es un libro para la persona «masculina», ya sea hombre o mujer, cómo convertirse en un «hombre superior» y cómo el masculino debe actuar y guiar a su pareja más femenina.

https://youtu.be/okhbOEV91P0

Este resumen no lo separe por capítulos sino más bien por las ideas. Aquellos que leyeron el libro comenten que capítulos son sus favoritos, y si no lo leyeron, cuál de todos los que mencione.

Así que empezamos por:

1- Polaridad

La idea de la polaridad sexual es que la energía masculina y la femenina se atraen y esto es lo que hace crecer una relación. Por lo general, la pareja masculina va a ser el hombre aunque a veces puede ser también la mujer.

Algunos consejos que da Deida entre las relaciones masculinas y femeninas:

Lo masculino crece con el desafío y lo femenino con el elogio: Si queremos que una mujer femenina mejore en algo, démosle afirmación y contención más que desafío. Ya que demasiado desafío puede tomarlo como criticismo. Por ejemplo, diciéndole que amamos su cuerpo es mejor incentivo para hacer que haga ejercicio, que decirle que esperamos que no ganes más peso. Elogiémosla varias veces al día.

Deja de esperar que tu mujer se vuelva más fácil: Básicamente lo que dice Deida es que las mujeres siempre nos ponen a prueba (algo similar a los Shit-test). Ella quiere sentir que somos impenetrables tal como un hombre superior, así que nos empuja a nuestro punto más débil.

Elijamos una mujer que nos elija: Buscar mujeres que no le interesamos solo hará que nos volvamos más necesitados. Este principio no sólo se aplica cuando buscamos una relación, sino también para los hombres que salen a conocer mujeres. No debemos intentar convencerlas de que somos un buen partido. Si no lo ve por sí misma, es en vano querer convencerla. En lugar de eso, sigamos nuestro camino, nuestro propósito. Un hombre que se siente satisfecho con su vida, será seguido por otras mujeres.

Ella quiere relajarse en la dirección de su líder: Deida dice que las mujeres femeninas necesitan sentir que van con un hombre que sabe a dónde se dirige y ellas lo seguirá. No necesita ganar todo el dinero del mundo, pero debe demostrar que es responsable de su vida más que solo es un tipo que se pasa todo el día mirando la televisión.

2- Dejar de esperar que se completen las tareas

¿Quedaste alguna vez atrapado en la trampa de que algún día empezaras a hacer las cosas que realmente queres hacer?

Esta idea tiene que ver con estar en el momento presente. Disfrutar lo que se hace en el ahora en vez de esperar lo que venga. Esto es un tema que está relacionado al de mi libro “Felicidad Simplificada”: creyendo que cuando logremos X seremos felices y finalmente podremos hacer lo que queremos. Si no somos felices ahora, no lo seremos después de conseguir eso que buscamos. Dejemos de pensar que será mejor o más fácil en el futuro. En todo caso será más difícil, y eso está bien.

Todos hemos experimentado esto muchas veces. Seguimos esperando que las cosas buenas sucedan y seguimos esperando la oportunidad perfecta. Por eso nunca somos capaces de hacer estas cosas. Esperar es igual a perder el tiempo. Si no damos el primer paso hoy, nunca lo haremos. Hagamos las cosas, durante una hora diaria, de aquello que realmente queremos lograr. Después de hacerlo nos daremos cuenta de si es algo que realmente queremos o sólo era tu fantasía.

3- Viví como si tu padre estuviera muerto

Un hombre debe amar a su padre y a la vez liberarse de sus expectativas y críticas para ser libre.  Preguntémonos: ¿Cómo habríamos vivido si nunca hubiéramos tratado de complacer a nuestros padres? Seamos responsables de nuestra vida. Está muy bien escuchar y respetar otras opiniones, pero tomemos nuestra propia decisión. Hagamos lo que es bueno para nosotros. Haciendo eso, nos sentiremos más aliviados y menos influenciados a la hora de lo que verdaderamente queremos ser en el futuro.

4- Dirigite más allá de tu límite

No dejemos pasar los días que si vivieras para siempre. No seamos vago quedándonos en nuestra zona de confort. Desafiar aquello que tenemos es lo que nos hace crecer. Entonces sepamos cuales son nuestros límites e intentemos empujarlos un poco más allá. En mi libro también hablo de enfrentar nuestros miedos, y de cómo eso, nos hace más libres y felices porque extendemos lo que son nuestras limitaciones. Un ejemplo fácil de ir más allá de nuestros límites es cuando hacemos deporte, que exigiéndonos un poco más nos ayudara a avanzar muscularmente.

A medida que nos abrimos a vivir en el límite, nos ayuda a encontrar o dirigirnos a nuestro propósito más profundo. Cuando saltemos a lo desconocido, nos hace estar atentos a lo que viene después. Es vivir y experimentar la vida fuera de su zona de confort. Utilicemos el dolor y la incomodidad como una señal para saber que estamos haciendo lo correcto.

Esto también nos lleva a estar abierto al cambio. Las cosas en nuestra vida cambiarán, estemos dispuestos a movernos con el cambio. Estemos atentos a nuestro entorno, llevemos un registro de los cambios que se producen, viendo el lado positivo de los cambios y creemos un plan. Dejemos de resistirnos al cambio y aprendamos a movernos en él.

5- No hagas algo sólo para complacer a tu mujer

No hagas algo solo para complacer a tu mujer o cualquier otra persona. Esto no significa no escuchar a los demás sino confiar en nuestra opinión y no tomar decisiones para complacer a otros. Podemos escuchar sus sugerencias pero debemos actuar con nuestra esencia. Confiemos en nuestras decisiones, si sale mal encontremos una solución mejor o aprendamos de esta mala experiencia.

Por otra parte Deida dice que el 90% de los problemas emocionales de una mujer provienen de no sentirse amada. Así que más que analizarla o intentar resolver sus problemas es darle nuestro cariño y apoyo. La próxima vez que ella esté de mal humor, probemos esto: asumamos que no se siente amada.

6- Tu propósito debe estar antes que tu relación

¿Qué vamos a CREAR durante nuestra vida? ¿Qué valor vamos a aportar al mundo y que nos paguen por ello?

Deida dice: «Sin un propósito de vida consciente, un hombre está totalmente perdido, a la deriva y adaptándose a los acontecimientos en lugar de crearlos. Tal vez se vuelva sexualmente impotente o propenso al sexo mecánico desinteresado»

Nuestro propósito es la fuente que nos hace hombre. Deja que esta fuente impulse tu vida. Descubre esta fuente antes de hacer una tarea. Haz un trabajo no para satisfacerte a ti mismo sino porque esto es lo que eres.

Todo hombre debe descubrir cuáles son sus puntos fuertes, esa cosa que puede hacer mejor que los demás y comprometerse con eso. Su área de experiencia es su propósito. Si un hombre prioriza su relación por encima de su propósito más elevado, se debilita a sí mismo. Ella no quiere ser realmente el número uno. Si ella ve que está por encima de tu propósito se apaga. Cuando pasen tiempo con su mujer hagan que ese tiempo sea todo para ella dándole toda su atención y después de eso vuelvan a su misión. Ella nos respetará por esto y si no lo hace entonces no es la indicada.

7- Disfruta de las críticas

Tengamos amigos que nos critiquen, no de forma insultante, sino de forma constructiva. Que desafíen nuestra mediocridad y nos ayuden a mejorar. Si no nos critican por nuestra mediocridad, entonces estamos perdiendo el tiempo con ellos. Deben ser tan honestos con nuestras debilidades como con nuestros puntos fuertes. Deben contar nuestra vida tal y como la ven. Si las críticas nos preocupan, debemos aprender a no hacerlo y empezar a vivir.

Otro punto relacionado puede ser el de “No uses a tu familia como una excusa”. Básicamente a lo que se refiere es al chicle culpar a los padres por meternos en la carrera equivocada o no haber logrado algo que queríamos. Ahora esto se puede extender a decir las excusas: no tengo el dinero, tiempo o motivación suficiente también. Es cambiar el: “no puedo hacerlo” por “¿cómo puedo hacerlo?”

Conclusión:

Creo que es muy buen libro y se complementa muy bien con “No more Mr. Nice Guy” (Basta ya de ser un chico lindo) y también mi libro o Models. Quizás en lo que no sé si estoy muy de acuerdo es en las afirmaciones que usa: de que lo masculino es de una forma y lo femenino es de otra. En lo personal, y hablando en términos generales entre hombres y mujeres, si creo que hay diferencias de comportamiento a nivel biológico. Osea que los hombres tendemos a ser de una manera y las mujeres de otra. Lo que no sé hasta qué punto la cultura puede influir a eso, digo hoy en día quizás es más o menos como dice el libro. Tal vez en 70 años ya no todo se vea así. Digo esto porque hoy en día tenemos una visión muy diferente a la que había en los años 50´ por ejemplo, una visión más rígida de cómo era la mujer, cosa que a futuro puede cambiar.

De todas formas, tiene muchos consejos que los considero muy buenos a un nivel humano, como asumir la responsabilidad, no victimizarse, ser altruista, buscar un propósito o no quedarse en la rutina sin hacer nada para mejorar nuestro futuro. Creo que son consejos que si los aplicamos, y eso es muy importante, nos ayudan a crecer como persona.

Espero que les haya gustado este video.

Mucha gracias por aquellos que se quedan hasta el final y nos vemos en el próximo resumen.

Libros German Muhlenberg

Deja una respuesta