Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Como empezar una conversacion con una mujer

Como empezar una conversacion con una mujer

Como empezar una conversacion con una mujer: Cuando recién llegué a Australia, uno de mis primeros países en viajar, mi inglés se asimilaba más a un dialecto Tarzánico que a cualquier otra cosa. Prácticamente golpeaba mi pecho con las puños para comunicarme.

Durante los primeros dos meses viviendo en aquél país, cada vez que me acercaba a una chica e intentaba decirle: “Me gustas (I like you)”, le decía: “You like me (Te gusto)”, lo cual, a pesar de mi error, hacía comenzar la interacción con una sonrisa de su parte. Muchas veces me habían corregido pero a veces me lo confundía y me daba igual. Después la conversación fluía…

La cuestión es esta: Si a ella le gustamos, va a estar dispuesta a escuchar. Por contra parte, si no le interesamos, ni la frase más ingeniosa va a ser suficiente. Como dije antes, la atracción generalmente se da mucho antes de decir la primera palabra.

¿Y qué si somos sumamente tímidos?

Al momento de acercarnos a una mujer, ya sea que nos sentimos tímidos o nerviosos simplemente debemos aceptarlo. No intentemos luchar contra esos sentimientos porque sólo aumentaremos su intensidad. Es muy común cuando uno está nervioso, decirse a si mismo: “¡Oh Dios, qué nervioso estoy! ¡No estés nervioso, no estés nervioso!” Y finalmente terminamos aún más nerviosos. Aceptémoslo, si estamos nerviosos está muy bien.

Si nos acercamos y le decimos: “Hey, te vi y me sentí intimidado pero la verdad me gustaste.” Les aseguro que no solo eso nos va a ayudar más como ejercicio a mejorar nuestra timidez por la exposición sino que incluso tendremos muchas situaciones en las que ellas querrán ayudarnos.

Si ellas perciben que intentamos seducirlas de forma manipuladora se pondrán a la defensiva. Lo cierto es que las mujeres tienen un sexto sentido para eso. Por lo contrario, si nos mostramos auténticos y vulnerable, ellas nos respetaran mucho más.

Siendo genuinos y auténticos no solo nos ayudará a tener una personalidad más segura sino que también nos hará rodear de personas que sean más compatibles con nosotros. Esto es exactamente porque los “chicos malos” son tan atractivos para las mujeres. No ocultan quiénes son, no tienen miedo de vivir y simplemente no les importa lo que otros piensan de ellos.

Como empezar una conversacion con una mujer: ¡Hola!

Si no somos capaces de empezar una conversación con un simple “Hola”, ninguna frase será lo suficientemente buena. Como dije antes, debemos aceptar nuestra vulnerabilidad y exponernos, sin que necesitemos de las mejores frases o conversaciones como escudos para gustarle a alguien.

Nos dará la libertad de poder empezar una conversación de cualquier forma. Debemos aceptar esos silencios incómodos para entender que no hay nada de malo con ellos. No digo que sea fácil, puede que sea necesario mucho esfuerzo y a veces no sepamos qué decir o quedemos mal parados.

Puede que hasta por momentos la incomodidad sea tal que maldigan mi nombre. El punto es que será ese mismo sentimiento de desacierto el que los ayudará a mejorar y los fortalecerá a futuro.

Primera impresión

“Nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.” – Oscar Wilde

Los estudios demuestran que generamos una gran parte de la percepción de una persona en los primeros minutos en que la conocemos. Esta primera percepción puede influir incluso en las primeras semanas o meses de la relación.

Sin embargo, un gran error es creer que basamos nuestra primera impresión en base a lo que decimos. Lo cierto es que la mayoría de las personas no recuerdan cuales fueron las primeras palabras sino la presencia, look, necesidad emocional y demás. Esta es otra razón más por la cual no deberíamos preocuparnos tanto por “qué” decir.

Admito que fue una revolución para mi en su momento. Yo era un gran seguidor de los abridores, frases pre-armadas, material enlatado o como quieran llamarlo. Pero recuerdo que en el año 2012 todo cambio cuando leí el libro “Models” de Mark Manson.

Los abridores pueden funcionar pero a la larga, creo yo, terminan siendo para peor. En mi experiencia, y en lo que vi en otros chicos, cuanto más nos esforcemos en decir la “mejor frase” terminaremos pareciendo más “raros” o “necesitados”. No solo lo que digamos puede que no esté en contexto sino que el hecho de estar buscando una frase para gustarle nos hace más necesitados.

En cambio, decir “Hola” y presentandose en la mayoría de los casos tiene una recepción positiva o neutra. Es simple y resulta natural. ¿Qué mejor abridor que ese?

Ahora, si reciben muchos rechazos diciendo “Hola” y presentándose, puede ser porque:

  • Nos presentamos pobremente (Lenguaje corporal negativo, mal vestido, actuamos necesitas, poco contacto visual, ect)
  • Nos acercamos por las razones equivocadas. Si lo hacemos buscando impresionar a nuestros amigos, esperando una reacción de la otra persona o incluso como una simple estadística de levante, entonces nuestras razones están siendo equivocadas. En cambio, si nos acercamos a una chica que nos gusta y le decimos que es linda porque realmente lo pensamos si vamos por el camino correcto.

Con el hecho de lograr hablar con ella por un instante habremos iniciado de la manera correcta. Luego dependerá de nuestra habilidad para tener una conversación emocionante.

Como empezar una conversacion con una mujer: Demostrar interés sexual

Demostrarle que ella nos gusta diciéndole un cumplido genuino. Personalmente, en fiestas y clubs, suelo hacerlo desde un inicio. Me acerco sonriendo de frente o por el costado y digo: “Hola, te vi y me gustaste, ¿Quién sos?” (Mientras le doy mi mano para saludarla). Si no les intereso le sonrió y continuo mi camino.

De todas formas no es necesario empezar de esta manera, pero sí demostrar interés sexual en algún momento de la conversación. La mejor forma de hacerlo es siendo claramente específico con la primera cosa que nos llame la atención. Tal vez sea su lápiz labial rojo, su tierna sonrisa o lo mucho que nos gusta su pelo recogido hacia atrás. Si tienen problemas diciendo algo específico, simplemente decircelo con un elogio genérico como: “Te ves increíble”.

Es importante notar que estos cumplidos son sexuales, no emocionales. Expresar nuestro deseo sexual es crucial si no queremos terminar en “La zona muerta”… digo “La zona de amigo”. Al menos, claro, que ese sea tu deseo.

Lo cierto es que las mujeres buscan sentirse admiradas y también deseadas. Pero hay una gran diferencia entre expresar nuestro deseo sexual de manera honesta y desinteresada y la adulación que es deshonesta y busca una reacción de la otra parte.

Una anécdota divertida

Cuando estaba en Vietnam y conocí a una chica en mi hotel. Desde el inicio tuvimos una conexión increíble y hablamos durante media hora sin parar compartiendo experiencias. En realidad, todo estaba muy bien pero en ningún momento había demostrado interés sexual con ella.

Ahora lo que hice después no puedo decir si estuvo bien o mal, simplemente me vino a la cabeza. “La verdad sos una chica muy sexy”, dije sin ningún tipo de escrúpulo. Ella tenía sus ojos bien abiertos como si jamás se lo hubiera esperado. Por alguna razón después nos separamos y ese día no la volví a ver. Mi sensación había sido que a ella no le había gustado y desapareció. Yo simplemente seguí con mi vida.

Al día siguiente nos reencontramos, pasamos una tarde increíble, nos besamos y vivimos felices para siempre… Ok ok o al menos hasta que nuestro viaje nos separó. Antes de despedirnos le pregunté que había pensado cuando le dije lo atractiva que me parecía cuando recién nos conocimos y respondió que le había sorprendido mucho sin saber cómo reaccionar. Yo le confesé, tenía miedo que me vieras como un amigo después de nuestra linda charla. Ella rió y dijo que antes de que dijera eso pensaba que solo estaba siendo amigable.

Si realmente ella nos interesa digamoslo, porque incluso fallando, dejamos en claro cuáles son nuestras intensiones, y demostramos que tenemos el coraje para decirlo.

Otra anécdota fue una noche en Australia, mi primer año nuevo fuera de mi país. Salí con un grupo de amigos franceses a ver los fuegos artificiales en Sídney, uno de los espectáculos más grandes en todo el mundo. El tema fue que después del show salimos a un club.

La voy a hacer corta, había una chica bailando con una “amiga” trans dentro de una jaula sobre una tarima a unos 50 centímetros sobre el suelo. Ella era divina de rasgos muy delicados con pelo bien corto y rubio platinado. Vestía una musculosa y unos pantalones cortos juntos a unos tacos. Si alguno leyó “El método (The Game)” de Neil Strauss la situación era parecida a cuando Style se encuentra con una chica nivel “11”.

Por supuesto, la jaula estaba rodeada de lobos que la acechaban sin siquiera poder acercarse. Ella bailaba como una diosa que lanzaba rayos de sus ojos e intimidaba hasta a los más fuertes… bueno al menos así lo recuerdo.

Mi primer pensamiento fue que no estaba a su alcance… Yo era un mochilero vagabundo intentando conquistar el mundo con una camisa de 10 dólares y ella buen… una especie de súper modelo. Mi segundo pensamiento fue “¿Qué puedo perder?”

Coloqué mi pie sobre la tarima y entre en la Jaula con gran valor. Primero mire a su “amiga” trans quien me sonrió en forma de aprobación y le comenté que me gustaba la chica de pelo corto, quien bailaba ignorándonos, aunque probablemente preguntándose quien era yo. Su amiga me cedió el paso asintiendo con su cabeza y fue cuando me acerque a ella. La mire a los ojos con una postura derecha y le dije:

“Creo que sos una de las mujeres más hermosas que haya visto”

Fue como dispararle una flecha directo al pecho atravesándole su cuerpo. Su rostro mostró entonces expresividad. De repente paso de ser una diosa a un ser humano, a una mujer.

Ella me sonríe en respuesta y yo me aproximo. Comenzamos a besarnos lentamente. A mi alrededor se podía escuchar un “Woooww” de la multitud que se mezclaba con la música fuerte. Al día siguiente hablando por mensaje, ella me dijo: “¡Me gusta lo honesto y directo que fuiste! Nunca antes alguien había hecho eso conmigo”.

Probablemente ella escuchara cosas similares todos los días por lo que no era realmente especial lo le que dije, no obstante, si fue diferente la forma.

Y este no es un caso aislado sino que me ha ocurrido literalmente cientos de veces, aunque claro, no dentro de una jaula. Esto no significa que por esto no me rechacen, también ha ocurrido cientos de veces, pero ¿Qué importa? No hay una frase equivocada cuando lo decimos con honestidad.

Recuerden nunca enviemos mensajes equivocados sobre nuestras intenciones. No debemos actuar demasiado ansiosos, pero el resultado final que buscamos tiene que estar siempre bien claro: “Soy un hombre. Tengo deseos sexuales.”

Deja un comentario

Cerrar menú